lunes, julio 10

Carta de Federico Sánchez, Responsable Provicional JMV Colombia

Villamaria, 9 de Julio del 2017
                                  
 Querida
Familia JMV Colombia

Quiero iniciar, agradeciendo a María Camila Cardona Aguirre, por su disponibilidad y acompañamiento a la asociación durante estos últimos tres años como responsable nacional, realizando una animación constante, buscando la unidad de JMV Colombia. Gratitud por siempre.
Hoy quiero compartir con ustedes la alegría que invade  mi ser como a mi  núcleo familiar, con la propuesta formulada por la Junta Nacional de ser el responsable provisional a nivel nacional.
Dentro del trasegar de mi vida al interior de la asociación, y a partir del momento que acepte caminar e iniciar mi  formación mariana y vicenciana, me fije la meta de servir en un todo al movimiento y de esta manera cumplir con la misión de acuerdo a la siguiente cita:

San Mateo 25, 14-30
 "Es también como un hombre que, al ausentarse, llamó a sus siervos y les encomendó su hacienda: a uno dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada cual según su capacidad; y se ausentó.
Enseguida, el que había recibido cinco talentos se puso a negociar con ellos y ganó otros cinco. Igualmente el que había recibido dos ganó otros dos. .En cambio el que había recibido uno se fue, cavó un hoyo en tierra y escondió el dinero de su señor”.
Por lo tanto, espero cumplir con la tarea asignada, a través de cada uno de ustedes; debo aceptar que me invade cierto  temor al asumir la responsabilidad de representar a una asociación cuya misión está dada en el servicio a los demás, en particular, frente a quien más lo  necesita de nosotros los pobres, pero como lo  indica el evangelio de San Mateo, quiero asemejarme al siervo de los cinco talentos y no precisamente al siervo que le dieron uno y lo enterró.
Dentro de los 8 años que llevo perteneciendo al movimiento, he  fortalecido mi vida a través de los pilares de JMV, como son: contemplar, vivir y servir; los que procuro aplicar a diario, tanto en el ámbito de la asociación, como dentro de mi ámbito personal, familiar y social, al igual que al momento de ejercer mi profesión, lo que espero se cumpla prontamente, ya que ser un JMV corresponde a un estilo de vida, que nos compromete a actuar con dignidad, respeto, y sobre todo enalteciendo nuestro carisma mariano y  vicenciano, a cada día.
Permítanme, enunciar otra parte del evangelio de San Mateo, como es la siguiente:
Al cabo de mucho tiempo, vuelve el señor de aquellos siervos y ajusta cuentas con ellos. Llegándose el que había recibido cinco talentos, presentó otros cinco, diciendo: "Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes otros cinco que he ganado. “Su señor le dijo: "¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor." Llegándose también el de los dos talentos dijo: "Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes otros dos que he ganado." Su señor le dijo: "¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor."
La anterior cita del evangelio, me permite dar el paso adelante a través de la oración y el silencio, invocando al Espíritu Santo, que viene en el auxilio de quienes lo llaman, dentro de mis propósitos, cuento con el de contribuirle a la unificación del movimiento en espera de que llegue a todos los rincones de nuestra nación y así poder  decir “JMV Colombia, un solo corazón.”
Continuando con la cita del evangelio tenemos que:
 “.Llegándose también el que había recibido un talento dijo: "Señor, sé que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste. .Por eso me dio miedo, y fui y escondí en tierra tu talento. Mira, aquí tienes lo que es tuyo.". Mas su señor le respondió: "Siervo malo y perezoso, sabías que yo cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí; Debías, pues, haber entregado mi dinero a los banqueros, y así, al volver yo, habría cobrado lo mío con los intereses. Quitadle, por tanto, su talento y dádselo al que tiene los diez talentos.”
Por lo tanto, me encomiendo a sus oraciones para que en mi servicio obre con humildad, y reconozca mis limitaciones; con disciplina, constancia y enfoque me permita transformar en virtudes mis falencias, en favor de cada uno de ustedes, y así contribuir al crecimiento de la asociación en Colombia.


Para finalizar con la cita, tenemos:  
“Porque a todo el que tiene, se le dará y le sobrará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Y a ese siervo inútil, echadle a las tinieblas de fuera.”
Por lo tanto, espero que entre todos, convirtamos en realidad la enseñanza del evangelio, siendo conscientes que los dones y el propósito de JMV, los debemos convertir en parte de nuestras vidas, que a su vez nos permita engrandecer nuestro movimiento, tanto a nivel local, regional, provincial, como a nivel nacional, para de esta manera convertir en realidad nuestro lema de “servir a Cristo en la cara del pobre”

Me encomiendo a sus oraciones.



Atentamente,


FEDERICO SANCHEZ VALENCIA
Responsable Nacional JMV









Popular Posts