miércoles, diciembre 13

Saludo Navideño Juventudes Marianas Vicentinas






JUVENTUDES MARIANAS VICENTINAS
PROVINCIA DE ORIENTE


Acacias, Meta / Diciembre 13 de 2017
Paz y bien en Cristo y María

Queridos hermanos y hermanas, JVM Colombia
“Una mirada que se ensancha desde el encuentro de un pobre al descubrimiento de todos los pobres”.  Es tan solo un fragmento del legado que el Señor de Paul nos dejó; el cual de forma libre y voluntaria hemos acogido como un estilo de vida.

Servidores Vicentinos, llegamos a la etapa final de un año más, y con ella nuestra misión; preparar y disponer el corazón con humildad profunda a lo largo del adviento, para que al llegar la navidad nuestro Carisma logre conquistar jóvenes renovados y revestidos por el nacimiento espiritual de Cristo.
Tener presente la obediencia, prudencia y  perseverancia, nos permitirá cumplir con un apostolado digno de las enseñanzas que Cristo y María nos han dejado en la persona de San Vicente, Catalina y Luisa. Nuestra preocupación más grande en esta navidad ha de ser el servir al prójimo, con fraternidad, delicadeza, dedicación, sencillez, entrega ilimitada, practicando la Pastoral de la Acogida; tal como lo hizo Jesús con amigos y enemigos, pues en el corazón de un sincero vicentino no habrá espacio para el rencor, será lento ante la ira, y alimentado con sabiduría del Espíritu Santo en su actuar, pensar, hablar y sentir.
Jóvenes, la tarea no es fácil, nos enfrentamos a la tecnología, el libertinaje, en fin a escenarios y estilos de vida aparentemente más atractivos; pero de la mano de nuestra hermosa Madre María lograremos llegar a Jesús, quien en su infinita misericordia se reflejara y hará visible a través de nosotros sus humildes siervos.
La Navidad es más que dar y recibir obsequios materiales; es un tiempo para alabar la grandeza del Señor que una vez más nace en cada corazón, en cada hogar, en cada comunidad. Mis hermanos, vivamos la caridad con entrega desinteresada, dejando la semilla del buen pastor en cada persona que a nuestro paso se cruza.
Es grato pertenecer a una Asociación bendecida con la presencia y participación de jóvenes dispuestos a renunciar al mundo, para dar un paso definitivo en un SI, al estilo de La Virgen María; con los principios de la primera comunidad Cristiana y el corazón de San Vicente.
Reciban un fraternal abrazo, me uno a sus oraciones para que junto con Jesús, nazcan nuevas expectativas, sueños, metas y lazos de unidad, que permitan iniciar nuevamente nuestro apostolado como servidores Vicentinos.

Bendiciones





Fraternamente, su Servidora






María Esperanza Gómez Buitrago
Responsable Provincial - Oriente



Popular Posts