sábado, julio 22


Provincia de Oriente 
Congreso Provincial 2017 
Juventudes Marianas Vicentinas 
4 - 7 Agosto Acacias - meta 

lunes, julio 17

MISIONES DE NAVIDAD CHITA - ARAUCA

Bogotá D.C., 01 de mayo de 2017

QUERIDOS
MISIONEROS(AS)
FAMILIA VICENTINA COLOMBIA


Nos sentimos muy felices de contar con la presencia de ustedes en nuestro territorio de misión que por 100 años ha sido bendecido por los pasos misioneros de la Familia Vicentina, y más en este contexto de celebración de los 400 años del Carisma.  Que sea la presencia del buen Dios que lo recrea todo, el que continúe inspirando nuestra acción apostólica y de servicio a los más pobres.

Como es del conocimiento de la mayoría de ustedes les estaremos esperando a partir del día 14 de diciembre, con posibilidad de misionar en cuatro lugares: Arauca capital del departamento, Tame – Arauca, La Salina – Casanare y Chita – Boyacá, sitios que han tenido el privilegio de haber sido Evangelizados por miembros de la Familia Vicentina.  La misión terminará con la celebración de navidad el día 25 de diciembre,  a la llegada al lugar contarán con el hospedaje, alimentación, un día de formación para la misión y material misionero. En el transcurso de este tiempo que resta para la misión, se les hará llegar a sus correos material formativo pertinente, por eso agradecemos diligenciar la hoja de inscripción y enviar a los correos que aparecen en pie de página, al igual visitar nuestros espacios virtuales disponibles para la misión: Facebook y Blog, allí encontrarán información necesaria, incluyendo historia y descripción de los lugares a misionar.

Dios les bendiga y multiplique el tiempo que disponen para Él.
Con abrazo fraternal,




EQUIPO ORGANIZADOR DE LA MISIÓN                         JUCOVI COLOMBIA

martes, julio 11

X CIRCULAR RUMBO AL VIII EMLA GUATEMALA

“El Señor llamó a Samuel, y él respondió: «Aquí estoy… Habla, porque tu servidor escucha». (1Sam 3,4)
“Yo oí la voz del Señor que decía: «¿A quién enviaré y quién irá por nosotros?». Yo respondí: «¡Aquí estoy: envíame!»”. (Is 6,8)


            Lima, 11 de julio 2017


DELEGACIONES  DE JMV LATINOAMÉRICA:

Queridos Hermanos y Hermanas de Juventud Mariana Vicentina a nombre del P. Alexis Gonzáles  CM, (Asesor Latino), Sor Marcela Rivas HC. (Asesora Latina) y de los jóvenes que conformamos parte de este servicio les ofrecemos nuestras oraciones por una llegada sin complicaciones a la sede del VIII EMLA.

A solo 4 días de la iniciación del VIII EMLA, bajo el lema; Tú y yo somos uno, evangelizamos al mundo desde la caridad. Guatemala nos espera con mucha alegría para ofrecernos lo mejor de ellos.

Nuevamente invito a que los JMV de América Latina postulen al Equipo coordinador Latinoamericano. No tengan miedo…es una experiencia grata y de mucho aprendizaje a favor de la Asociación.

También, invitamos a que puedan conversarlo y definir como consejo nacional ser la sede para el próximo EMLA de aquí a 4 años. Estaríamos agradecidos de que puedan darnos esta linda noticia.

Sabemos que muchos de ustedes están alistando sus maletas y los documentos necesarios para su viaje, por ello deseamos hacerles recordar la siguiente información:


a
Algunos detalles que debemos recordar:
1.    Traer ropa para un clima variado desde mucho frío hasta un calor sofocante. La zona de misión puede llegar hasta 10° grados. Traer frazadas.
2.    Traer el documento Laudato Si
3.    Repelente y bloqueador.
4.    Si necesitasen un medicamento deben traerlo e indicar las horas que lo deberá tomar.
5.    Biblia y Rosario
6.    Útiles de aseo (habrá un ambiente para el lavado de ropa si lo necesitasen)
7.    No cambiar dólares a la moneda oficial de Guatemala en el aeropuerto. En la casa del encuentro se nos facilitará esta necesidad.


La comisión organizadora podrá brindarnos el hospedaje para antes y después del EMLA para las delegaciones que llegan por situaciones de vuelo y/o economía en esos tiempos, pero con relación a la alimentación no podrán cubrirlo. Por ello, conociendo la situación real de cada país y una manera de apoyarnos es con un aporte de 10 dólares de manera simbólica por las comidas de esos días. De esta manera evitaríamos hacer compras fuera del lugar con un costo más elevado por comida. Esperamos que podamos unirnos a esta iniciativa a un menor costo.

Los que necesitasen una carta de invitación: remitir nombres y apellidos completos, número de pasaporte, fecha de emisión y de caducidad del pasaporte.

Que la oración sea nuestra mejor arma…

Sin otro en particular, hasta el 15 de julio en Guatemala…
Con cariño…

Padre Alexis Gonzales          CM                                         Sor Marcela Rivas HC
Asesor Latino del ECL-JMV                                     Asesora Latina del ECL-.JMV
Giuliana Velita Solis
Coordinadora del ECL-JMV



Para recordar (FOTOS)














lunes, julio 10

video promocional de la visita del Papa Francisco a Colombia

video

Carta de Federico Sánchez, Responsable Provicional JMV Colombia

Villamaria, 9 de Julio del 2017
                                  
 Querida
Familia JMV Colombia

Quiero iniciar, agradeciendo a María Camila Cardona Aguirre, por su disponibilidad y acompañamiento a la asociación durante estos últimos tres años como responsable nacional, realizando una animación constante, buscando la unidad de JMV Colombia. Gratitud por siempre.
Hoy quiero compartir con ustedes la alegría que invade  mi ser como a mi  núcleo familiar, con la propuesta formulada por la Junta Nacional de ser el responsable provisional a nivel nacional.
Dentro del trasegar de mi vida al interior de la asociación, y a partir del momento que acepte caminar e iniciar mi  formación mariana y vicenciana, me fije la meta de servir en un todo al movimiento y de esta manera cumplir con la misión de acuerdo a la siguiente cita:

San Mateo 25, 14-30
 "Es también como un hombre que, al ausentarse, llamó a sus siervos y les encomendó su hacienda: a uno dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada cual según su capacidad; y se ausentó.
Enseguida, el que había recibido cinco talentos se puso a negociar con ellos y ganó otros cinco. Igualmente el que había recibido dos ganó otros dos. .En cambio el que había recibido uno se fue, cavó un hoyo en tierra y escondió el dinero de su señor”.
Por lo tanto, espero cumplir con la tarea asignada, a través de cada uno de ustedes; debo aceptar que me invade cierto  temor al asumir la responsabilidad de representar a una asociación cuya misión está dada en el servicio a los demás, en particular, frente a quien más lo  necesita de nosotros los pobres, pero como lo  indica el evangelio de San Mateo, quiero asemejarme al siervo de los cinco talentos y no precisamente al siervo que le dieron uno y lo enterró.
Dentro de los 8 años que llevo perteneciendo al movimiento, he  fortalecido mi vida a través de los pilares de JMV, como son: contemplar, vivir y servir; los que procuro aplicar a diario, tanto en el ámbito de la asociación, como dentro de mi ámbito personal, familiar y social, al igual que al momento de ejercer mi profesión, lo que espero se cumpla prontamente, ya que ser un JMV corresponde a un estilo de vida, que nos compromete a actuar con dignidad, respeto, y sobre todo enalteciendo nuestro carisma mariano y  vicenciano, a cada día.
Permítanme, enunciar otra parte del evangelio de San Mateo, como es la siguiente:
Al cabo de mucho tiempo, vuelve el señor de aquellos siervos y ajusta cuentas con ellos. Llegándose el que había recibido cinco talentos, presentó otros cinco, diciendo: "Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes otros cinco que he ganado. “Su señor le dijo: "¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor." Llegándose también el de los dos talentos dijo: "Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes otros dos que he ganado." Su señor le dijo: "¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor."
La anterior cita del evangelio, me permite dar el paso adelante a través de la oración y el silencio, invocando al Espíritu Santo, que viene en el auxilio de quienes lo llaman, dentro de mis propósitos, cuento con el de contribuirle a la unificación del movimiento en espera de que llegue a todos los rincones de nuestra nación y así poder  decir “JMV Colombia, un solo corazón.”
Continuando con la cita del evangelio tenemos que:
 “.Llegándose también el que había recibido un talento dijo: "Señor, sé que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste. .Por eso me dio miedo, y fui y escondí en tierra tu talento. Mira, aquí tienes lo que es tuyo.". Mas su señor le respondió: "Siervo malo y perezoso, sabías que yo cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí; Debías, pues, haber entregado mi dinero a los banqueros, y así, al volver yo, habría cobrado lo mío con los intereses. Quitadle, por tanto, su talento y dádselo al que tiene los diez talentos.”
Por lo tanto, me encomiendo a sus oraciones para que en mi servicio obre con humildad, y reconozca mis limitaciones; con disciplina, constancia y enfoque me permita transformar en virtudes mis falencias, en favor de cada uno de ustedes, y así contribuir al crecimiento de la asociación en Colombia.


Para finalizar con la cita, tenemos:  
“Porque a todo el que tiene, se le dará y le sobrará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Y a ese siervo inútil, echadle a las tinieblas de fuera.”
Por lo tanto, espero que entre todos, convirtamos en realidad la enseñanza del evangelio, siendo conscientes que los dones y el propósito de JMV, los debemos convertir en parte de nuestras vidas, que a su vez nos permita engrandecer nuestro movimiento, tanto a nivel local, regional, provincial, como a nivel nacional, para de esta manera convertir en realidad nuestro lema de “servir a Cristo en la cara del pobre”

Me encomiendo a sus oraciones.



Atentamente,


FEDERICO SANCHEZ VALENCIA
Responsable Nacional JMV









Villamaria, 9 de Julio de 2017

 
Queridas
JUVENTUDES MARIANAS VICENTINAS
Colombia






“…bien calzados sus pies para anunciar el evangelio de paz. Tengan en todo momento en la mano el escudo de la fe con el que puedan detener las flechas encendidas del maligno; usen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios” (Efesios 6, 22)


Como bien sabemos, del 15 al 31 del presente mes, se realizará, en Guatemala, el EMLA 2017, bajo el lema “TÚ Y YO SOMOS UNO, EVANGELIZAMOS AL MUNDO DESDE LA CARIDAD”, en el cual harán presencia y nos representaran, nuestros compañeros JMV,  DEIVIS FERNANDO RUEDA (Responsable Provincia de Oriente), ESPERANZA GÓMEZ (Localidad Acacias Meta), JAN CARLO FONTECHA (Localidad Acacias Meta) y MAURICIO ACOSTA (Localidad Acacias Meta). a quienes desde ahora, los exhorto a que se preparen física y espiritualmente para que hagan vida la invitación que nos propone la cita de Efesios 6, 22 y de esta misma forma puedan representar a las JUVENTUDES MARIANAS VICENTINAS de nuestro país, con la altura y dignidad que los caracteriza en su actuar cotidiano.


De otro lado, invito a los Jumavistas a nivel nacional, a orar y ofrecer el rezo del santo rosario, poniendo como intención principal, el buen desarrollo de este encuentro, además del viaje y estadía de  nuestros compañeros, quienes llegaran llenos de experiencias nuevas y de actualidad de la asociación. Al igual que con el compromiso renovado con los jóvenes y los pobres.

En este mismo sentido, buscaremos una forma creativa, para acortar distancias territoriales, por medio del buen manejo de las TICS, con el  fin de crear un espacio de retroalimentación.

En la exhortación apostólica Evangelii Gaudium, se nos habla del encuentro personal con el amor de Jesús que nos salva.
“La primera motivación para evangelizar es el amor de Jesús que hemos recibido, esa experiencia de ser salvados por El que nos mueve a amarlo siempre más.”
Que sea este pensamiento, el que les acompañe en esta aventura del EMLA 2017.

Contamos con su compromiso de orar el santo rosario, por las intenciones ya mencionadas.

Me encomiendo a sus oraciones.



FEDERICO SANCHEZ VALENCIA

Responsable JMV Colombia

miércoles, julio 5

POSTULACIÓN AL EQUIPO COORDINADOR LATINOAMERICANO JMV











IX CIRCULAR EMLA


 EQUIPO COORDINADOR LATINOAMERICANO
REGIONES: CENTROAMÉRICA Y MÉXICO, EL CARIBE,

BOLIVARIANOS, BRASIL, APU Y  CHILE


“El Señor llamó a Samuel, y él respondió: «Aquí estoy… Habla, porque tu servidor escucha». (1Sam 3,4)
“Yo oí la voz del Señor que decía: «¿A quién enviaré y quién irá por nosotros?». Yo respondí: «¡Aquí estoy: envíame!»”. (Is 6,8)

             Lima, 4 de julio 2017
  
DELEGACIONES  DE JMV LATINOAMÉRICA:

Queridos Hermanos y Hermanas de Juventud Mariana Vicentina a nombre del P. Alexis Gonzáles  CM, (Asesor Latino), Sor Marcela Rivas HC. (Asesora Latina) y de los jóvenes que conformamos parte de este servicio les ofrecemos nuestro reconocimiento y estima por la labor que realizan a nivel de cada país a favor de la Asociación.

A solo 11 días de la iniciación del VIII EMLA, bajo el lema; Tú y yo somos uno, evangelizamos al mundo desde la caridad. Guatemala nos espera con mucha alegría para ofrecernos lo mejor de ellos.

Han sido meses de mucho trabajo y coordinación entre los tres agentes: Comisión organizadora de Guatemala, Secretariado Internacional y el Equipo Coordinador Latinoamericano.

Agradecemos a cada delegación por su preparación personal y espiritual. Y sobre todo por hacer lo posible de asistir a este espacio de formación, misión y de confraternidad que se realiza cada 4 o 5 años.

Es uno de nuestros últimos circulares como Equipo Coordinador Latinoamericano, agradecidos por todos aquellos que han pasado por este periodo de servicio que nuestro buen Dios los siga bendiciendo entre ellos al P. Arturo Aguirre(Perú), Wagner (Brasil) y aquellos que seguimos este servicio hasta entregar la posta a un nuevo equipo de jóvenes que junto a nuestros excelentes asesores continuarán la historia de JMV LATINA entre ellos a Jefferson (Rep. Dominicana), Jhonatan(APU), Candy(Panamá), Silvana (Brasil), Sor Rizomar(Brasil), Sor Marcela (Colombia) , P. Alexis (Venezuela) y a mi país por brindarme su apoyo en este servicio (Perú).

Conocedores de los jóvenes valiosos que existen en su país, deseamos que postulen a un JMV para asumir ser parte del Equipo Coordinador Latinoamericano y así continuar con este trabajo dentro de la Asociación. Estamos enviando un ppt. para que conozcan la estructura y duración, además del testimonio de los jóvenes que los animará a decidir Sí a este servicio, la Asociación los necesita… el tiempo es hoy!!!!

Recuerden que la postulación debe estar avalado por el Consejo Nacional de su país mediante una carta. Enviarla hasta el 11 de julio.

Algunos detalles que debemos recordar:
1.    El envío de sus vuelos: llegada y partida
2.    Un mural de papel o telas de la dimensión que les corresponde (usar fotos, pequeños resúmenes, trípticos, etc)
3.    Oraciones y/o Animaciones deben ser para 100 personas.
4.    Los países a cargo de la Eucaristía deben tener en cuenta las Moniciones: entronización de la palabra, peticiones, ofrendas, etc.
5.    Cada país tendrá un pequeño stand.
6.    Aprovechar para hacer sus pagos de cuotas anuales.
7.    Traer ropa para un clima variado desde mucho frío hasta un calor sofocante.
8.    Compartir como delegación sobre el documento Laudato Si y sobre los sacramentos.
9.    Traer una bandera de su país.
1.  Las presentaciones artísticas deben recalcar la historia de su país, la música deben traerla en usb o cd y una reseña del mismo.

Sin otro en particular, hasta Guatemala…
Con cariño…

Padre Alexis Gonzales          CM                                         Sor Marcela Rivas HC
Asesor Latino del ECL-JMV                                     Asesora Latina del ECL-.JMV
Giuliana Velita Solis
Coordinadora del ECL-JMV


miércoles, mayo 31

UNIDOS HACEMOS LA DIFERENCIA.


REAVIVAR NUESTRA OPCIÓN POR JESUCRISTO A LA LUZ DEL CARISMA VICENTINO: Carlos Albeiro Velásquez Bravo, CM Ibagué, 27 de mayo de 2017




“Todo lo considero pérdida [estiércol] si se compara con el bien supremo de conocer a Cristo Jesús, mi Señor; por él doy todo por perdido y lo considero basura con tal de ganarme a Cristo y estar unido a él… Lo que quiero es conocer a Cristo y sentir en mí el poder de su resurrección; tomar parte en sus sufrimientos… No pretendo decir que haya conquistado la meta o conseguido la perfección, pero me esfuerzo a ver si la conquisto, por cuanto yo mismo he sido conquistado por Cristo Jesús… olvidando lo que he dejado atrás, me lanzo de lleno para conquistar lo que está delante y corro hacia la meta, hacia el premio al que Dios me llama desde lo alto por medio de Cristo Jesús.

Esto deberíamos pensar los que nos creemos maduros en la fe… En todo caso, permanezcamos firmes en lo que hemos logrado… Ahora bien, el punto a donde hemos llegado nos marcará la dirección” (Fil. 3, 7-16).


La vida cristiana está determinada por verbos de movimiento: salir, ir, atravesar, caminar, subir, remar, lanzar…

Conocer a Jesús es el mejor regalo que puede recibir cualquier persona; haberlo encontrado nosotros es lo mejor que nos ha ocurrido en la vida, y darlo a conocer con nuestra palabra y obras es nuestro gozo” (Aparecida 32). 

«Invito a cada cristiano a renovar ahora mismo su encuentro personal con Jesucristo o, al menos, a tomar la decisión de dejarse encontrar por Él, de intentarlo cada día sin descanso». Pablo nos conduce a esta visión fundamental: nadie puede poner otro cimiento que el ya puesto, Jesucristo (1 Cor 3, 11)” (EG 3).


El segundo objetivo específico de este Encuentro dice: Reavivar nuestra opción por Jesucristo a la luz del carisma vicentino en el contexto de la celebración de su cuarto centenario para tomar conciencia de nuestra identidad.  Comienzo haciendo referencia a este objetivo, porque este será el contenido de mi reflexión.  Se entiende con ello que los organizadores de este III Encuentro de animación vocacional quieren que se aproveche la coyuntura jubilar para ayudarnos a peregrinar al corazón del carisma, y que la memoria que hacemos no se cifre –cuantitativamente hablando– en la suma de años (chronos), sino que viva como tiempo oportuno, momento salvífico (kairós) y como un evento que se establece en un futuro próximo, una acción de Dios que determina la calidad y la seriedad de nuestro tiempo presente (Escaton).  Este es tiempo propicio para evocar significados y exigencias relacionadas con nuestra vocación (Alegraos, p. 19).

San Vicente dijo a su amigo de toda la vida, el Padre Portail: “Recuerda que vivimos en Jesucristo a través de la muerte de Jesucristo, y morimos en Jesucristo a través de la vida de Jesucristo. Nuestra vida debe estar escondida en Jesucristo y llena de Jesucristo. Y para morir como Jesucristo debemos vivir como Jesucristo” (I, 320).


El punto a donde hemos llegado nos marcará la dirección…  Pablo en su carta a la comunidad de Filipos refleja su propia experiencia de Señor. Es la carta más familiar y confidencial de los escritos paulinos. Es la carta de un corazón agradecido y al mismo tiempo preocupado, porque también en aquella comunidad se vislumbran divisiones y problemas.  El grito cúltico de las primeras comunidades se resume en esta doble confesión de fe: Jesús es Señor, Jesús es Cristo.  Pablo ya ha vivido la experiencia de dejarse alcanzar por Cristo y de tenerlo como centro, como su ‘Kyrios -Señor’.  Cristo lo alcanzó en el camino de Damasco, ahora le toca a Pablo correr para alcanzar a Cristo.  Esto es lo que nos corresponde a nosotros: hemos sido alcanzados por Cristo, ahora hay que correr para alcanzarlo. Esto deberíamos pensar los que nos creemos maduros en la fe… El “conocimiento” de Cristo Jesús se entiende en el sentido más genuino de la tradición bíblica: entrar en comunión profunda de vida y de destino con una persona.  No se trata de un “conocimiento” intelectual, que se queda en el campo de ideas, sino de una real experiencia que marca y define la vida. 

Entrar en sus sentimientos, configurarse con Él, identificarse con Él, permanecer en Él, conformarse a él en todo… maneras de afirmar la centralidad de Cristo en nuestra vida.


1.      Nuestro carisma vicentino es cristocéntrico

No voy a hacer una disertación sobre el carisma vicentino.  Pero sí quiero retomar el eje cristocéntrico del mismo, por aquello de Reavivar nuestra opción por Jesucristo a la luz del carisma vicentino.  Comúnmente decimos que nuestro carisma es “cristocéntrico”: un encuentro con Jesucristo en el pobre. Es necesario, entonces, volver una y otra vez sobre lo que es esencial.

El seguimiento es una vinculación a Jesucristo, un arraigamiento en Él; el arraigarse debe existir porque existe Cristo.  No nos arraigamos a una idea, a una ideología, a una doctrina, sino de una persona, la de Cristo. Si nos pusiéramos en contacto con una idea, nos situaríamos en una relación de conocimiento intelectual, de entusiasmo, quizás de realización, pero nunca de seguimiento personal.  Un cristianismo sin Jesucristo vivo sigue siendo, necesariamente, un cristianismo sin seguimiento, y un cristianismo sin seguimiento es siempre un cristianismo sin Jesucristo; es idea, mito. 


Todo cristiano, Como san Pablo, debe tener su propia cristología, mi vivir es Cristo (Fil 1,21), que consiste en el modo como responde a la interpelación que Cristo le hace para seguirlo.

Pedro confesaba abiertamente después de Pentecostés: «Él es la piedra que vosotros, los constructores, habéis despreciado y que se ha convertido en piedra angular. Porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos» (Hech, 4, 11-12) Con palabras semejantes confiesa su experiencia Pablo: ¿Quién me separará del amor de Cristo?… (Rom. 8, 35). Es la misma experiencia de san Vicente y santa Luisa: Jesucristo es la roca que funda­menta su vida, es la razón de su existir, el modelo de su conducta y la fuente del amor que justifica y da sentido a su existencia.

Todo el ejercicio de la memoria tiene tres fundamentos que son imprescindibles para comprender nuestro carisma:

-          La función conmemorativa
-          La función actualizadora
-          La función profética

§  La función conmemorativa

Mira al pasado.  La memoria tiene relación directa con el pasado.  Retornar a los orígenes significa retornar a la experiencia fundante. Hacer memoria en este sentido equivale a dos cosas importantes: en primer lugar, saber de manera auténtica cuál es nuestro carisma.  En segundo lugar, comprender cuáles son las raíces evangélicas de nuestro carisma.  Los Fundadores han fundado su vida en la persona de Jesucristo, lo han seguido con radicalidad y han asumido aquellas actitudes necesarias para la realización de su propia vocación.

Se trata de redescubrir la raíz misma de nuestra vocación, la raíz que ha dado vida, que ha alimentado el gran árbol vicentino, raíz puramente evangélica. Buscar la raíz, la fuente inspiradora, la experiencia fundante y original.


§  La función actualizadora

Es la función que mira al presente.  Significa vivir hoy el carisma vicentino en un contexto histórico, social y cultural diferente. Nuestra calidad espiritual y evangélica depende de la capacidad de encarnar en nuestra realidad actual, lo esencial, la originalidad y la validez del carisma. Para esto son necesarias dos cosas:

-          Memoria de Cristo. Vivir la memoria de Cristo pobre, marginado, despreciado, que se puso al lado de los que no contaban.
-          Memoria que sea juicio de los pobres. Someterse diariamente al juicio de los pobres. Ellos deben juzgar lo que hacemos, lo que pensamos, lo que vivimos, lo que decidimos.  Ellos nos confrontan.

§  La función profética

Es la función que mira al futuro. El carisma vicentino es esencialmente esperanza para los pobres. Es necesaria una lucidez (la sabiduría del corazón) para mirar el futuro, una gran creatividad para no fotocopiar el pasado y no parquearse en un presente mediocre y superficial. Estamos llamados a eliminar lo viejo (añejo), lo que no sirve y a tener el coraje de emprender caminos nuevos que están insertos en el carisma vicentino (= de impresionante actualidad). Necesitamos el vino nuevo en odres nuevos: ministerios nuevos, formas nuevas de evangelización, formas nuevas de servicio y de presencia, formas nuevas de gobierno de las comunidades. La gran novedad es Jesucristo. 

EG 11: "Jesucristo también puede romper los esquemas aburridos en los cuales pretendemos encerrarlo y nos sorprende con su constante creatividad divina".


2.      Tomar conciencia de nuestra identidad

Si el carisma vicentino es cristocéntrico, no puede faltarnos cotidianamente esta referencia vital. No como una idea, sino una experiencia de encuentro e identificación con Jesucristo.

El vicentinismo no es algo arqueológico, se trata de una teología espiritual dinámica, soportada sobre algunas bases:

ü  La base personal: la opción preferencial por los pobres
ü  La base mística: Jesucristo, modelo de seguimiento en la opción por los pobres
ü  La base histórica: búsqueda del Reino de Dios y su justicia
ü  La base teológica: la necesidad de la acción reflexiva
ü  La base eclesiológica: el otro revela mi identidad.

Estamos llamados a encarnar la Buena Noticia, en el seguimiento de Cristo, evangelizador de los pobres. Esto es: hacer propio el «modo de existir y de actuar de Jesús como Verbo encarnado ante el Padre y ante los hermanos», asumir en concreto su estilo de vida, adoptar sus actitudes interiores, dejarse inundar por su espíritu, asimilar su sorprendente lógica y su escala de valores, compartir sus riesgos y sus esperanzas: «guiados por la certeza humilde y feliz de quien ha sido encontrado, alcanzado y transformado por la Verdad que es Cristo, y no puede dejar de proclamarla» (Papa Francisco).


Jesucristo nos ayuda a superar nuestras tentaciones (78-86): vida fragmentada (78); acentuación del individualismo, crisis de identidad y caída del fervor (78); contaminación de la cultura mediática que lleva a ocultar convicciones (79); relativismo práctico (80); estilos de vida que se aferran a seguridades y espacios de poder (80); acedia paralizante (81-82); la sicología de la tumba = cristianos de museo (83); tristeza dulzona sin esperanza (83); cautivados por cosas que apolillan el dinamismo apostólico (83), pesimismo estéril = pesimistas quejambrosos y desencantados con cara de vinagre (84-85); mundanidad espiritual (93-95); envidia (99); excesivo clericalismo (102); comodidad, flojera, tristeza insatisfecha, vacío egoísta (275).


Henry de Lubac en su Meditación sobre la Iglesia, dice:

“Si Jesucristo no es su riqueza, la Iglesia es miserable. Es estéril si el Espíritu de Jesús no florece en ella. Su edificio es ruinoso, si Jesucristo no es el arquitecto y su Espíritu no es el cimiento de las piedras vivas con las que ella se ha de construir.   No posee hermosura alguna si no refleja la única hermosura del Rostro de Jesucristo y si no es el Árbol cuya raíz es la Pasión de Jesucristo. La ciencia de la que ella se engríe es falsa y falsa también la sabiduría que la adorna, si no se resumen la una y la otra en Jesucristo… Toda su gloria es vana, si no se la pone en la humildad de Jesucristo… Su mismo nombre nos es extraño si no nos evoca enseguida el único Nombre dado a los hombres para su salvación. Ella es nada, si no es el sacramento, el signo eficaz de Jesucristo” (H. Lubac, Méditation sur l'Eglise, p.188-189).



Popular Posts