lunes, octubre 31

Y Tú Joven, celebras a Dios o al Diablo? (“Hallowen”)

Sin duda alguna ya se acercan los días de fin de año; ya se observan en los almacenes, tiendas de cadena y centros comerciales, las ventas de artículos navideños y las decoraciones alusivas a las fiestas de Navidad, y es que eso sucede inmediatamente pasa el día del amor y la amistad; pero existe otra fiesta que se interpone precisamente entre ambas hermosas celebraciones y es nada menos que la fecha dedicada al popular “Hallowen” o fiesta de las brujitas, como popularmente se le llama; y lo más curioso de esta fecha, es que los seres humanos, hombres y mujeres, jóvenes, niños y aun personas de la tercera y cuarta edad, le rinden culto y la festejan sin tener conciencia clara de lo que significa, por ello vamos a tratar de compartir con ustedes algo que puede resultar de mucha utilidad

Que significa celebrar el día de Hallowen? Para los creyentes sin duda, celebrar el día de Hallowen, debería resultar vergonzoso, pues es como celebrar al  mismo diablo, pues sin duda en el tema, así como los ángeles son signos y señales de la presencia de Dios y lo representan, las brujas son signo y señal de la presencia del demonio y de sus fuerzas oscuras, y de hecho son su representación también, por ello es anticristiano celebrar o conmemorar dicha fiesta y peor aún, algunos ya no solo son conscientes de que lo están haciendo, sino que refuerzan esa conducta equivocada y decoran sus casas, con adornos alusivos al diablo, ignorando que con ello, están haciendo un llamado a las fuerzas del mal para que habiten con nosotros y curiosamente, después se quejan de que se sienten mal o de que les va mal en todo.

Dios es amor; que increíble seria que en esa fecha de Hallowen, que se ha vuelto comercial y por ello quizá, como la han matizado publicitariamente con modelos de brujitas pintorescas y diablillos caricaturescos, que son visualmente llamativos y que esconden el verdadero sentido del diablo y su maldad, los cristianos y principalmente los jóvenes, tomen conciencia plena de lo que significa Dios para nosotros y que es, precisamente, La Vida; por lo que la figura del demonio, que es antagónica a Dios, que es muerte o mejor dicho, ausencia total de vida y se traduce en ausencia total de Dios, y que sin Dios en la vida, todo resulta, sin sentido. Entonces y con esa conciencia, esa fecha, que como dijimos es como la ventana a la gran fiesta de Navidad que se acerca, se debe tomar para revisar interiormente cómo va la relación con Dios, como es nuestra amistad con El y poder observar desde ahí muy sinceramente los frutos de esa amistad.

Es importante también tener en cuenta, que tenemos una maravillosa oportunidad para lo que resta del mes de octubre y es la Semana de la Fraternidad, a celebrarse en esta Arquidiócesis en la última semana del mes, del 22 al 30 de octubre; por ello el llamado es a participar activamente de esta semana volviéndonos a nuestro propio interior, a beber de la fuente que Dios nos ha sembrado en el interior del corazón con su soplo de amor al llamarnos a la vida; es una oportunidad para reconocer en el otro  a alguien como Yo, con igualdad de carencias y de necesidades, con igualdad de necesidad de afecto y de sentirse querido y reconocido. El llamado a los jóvenes de hoy, que tienen en sus manos el futuro de la vida, es a que sean seres sujetos y objetos de amor, sean consecuencia y causa de amor para sí y para los demás y que mejor oportunidad para recomenzar con este propósito, que en la semana de la fraternidad; entonces no esperemos más y pongamos manos a la obra y no tengamos miedo, que para ello, el que es fuente y origen de todo bien, que todo lo ha hecho en el amor, por el amor y para el amor, pues El mismo es Amor, esta siempre con nosotros. 



Fulbio de Jesús Labastidas Charris  

Popular Posts