martes, mayo 26

RUEDA DE PRENSA CON SAN PABLO APOSTOL

A continuación relataremos el contenido de una entrevista que nos concedió el Apóstol San Pablo con motivo de la culminación del año que ha sido dedicado en su honor.


Esta entrevista sigue fielmente la exposición que del Apóstol hace Carlos Mesters e un encuentro imaginario después de la primera misión de Pablo en Roma, poco antes de su muerte, cuando tenía más o menos 63 años de edad.


Vjv: ¿Cuál es tu nombre?
Pablo: Mi primer nombre es Shaúl o Saulo que significa “implorado”, “deseado”. En aquel tiempo era costumbre poner un segundo nombre además del judío, un nombre latinizado o helenizado; mi segundo nombre fue Pablo y es el que prefiero y el que además uso en todas mis cartas. (cfr. Hch 7, 58; 13, 9; 1, 23; 13, 1; 9, 36)


Vjv: ¿Dónde naciste?


Pablo: Nací en Tarso, en Cicilia, Asia menor (Cfr. Hch 9, 11; 21, 39; 22, 3; 9, 30; 11, 25)
Vjv: ¿qué estudios hiciste y con quién?
Pablo: Recibí primero la formación de mis padres, después en la sinagoga local de Tarso y en la escuela ligada a la sinagoga. Mi formación básica como judío consistió en aprender a leer y escribir; el estudio de la Ley y de la historia del pueblo; la trasmisión de la sabiduría de la vida y de las tradiciones religiosas; aprendizaje de oraciones. El método era el de preguntas y respuestas; repetir y memorizar; insistir en la disciplina y la convivencia. Además en Tarso aprendí la cultura griega. Aparte de esa formación básica recibí una formación superior en Jerusalén. Desde mi juventud estudié a los pies de Gamaliel, nieto y discípulo del célebre doctor Hillel. Yo fui un alumno aplicado y esforzado (Cfr. Hch 17, 28; 22, 3; Flp. 3, 6)
Vjv: ¿Cuáles son tus lecturas preferidas?
Pablo: Sin duda mi lectura preferida es la sagrada escritura, la aprendí desde que era pequeño. De Ella aprendí que la sabiduría conduce a la salvación por la fe en Jesucristo; de ahí también saqué “enseñanza” “perseverancia y consolación”, “esperanza”. Considero que todos somos destinatarios de los escritos antiguos, porque fueron escritos para nuestra instrucción. Además, estoy convencido de que el Espíritu de Dios actúa sobre el pueblo por medio de la Sagrada Escritura porque, toda escritura inspirada por Dios es útil para instruir, para refutar, para corregir, para educar en la justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, cualificado para toda buena obra.
Vjv: ¿qué tareas y funciones has ejercido durante tu vida?
Pablo: Siendo un hombre de participación activa recibí y ejercí muchas tareas y funciones. Reconozco que Dios me ha dado el don del liderazgo y por eso he estado involucrado en tareas como:
1. Testigo auxiliar del apedreamiento de Esteban (Hch 7, 58; 8, 1)
2. Estuve muy cerca del Sanedrín, es decir, del Supremo Tribunal de Jerusalén.
3. Emisario del Sanedrín para Damasco, para perseguir a los cristianos (Hch 9, 2; 22, 5; 26, 12)
4. Delegado de la comunidad de Antioquía para Jerusalén. (Hch 11, 30)
5. Delegado de la misma comunidad de Antioquía para la misión en Chipre y en Asia Menor (Hch 13, 2 – 3)
6. Delegado de los cristianos convertidos del paganismo para el Concilio Ecuménico de Jerusalén.
7. Delegado oficial del Concilio para las comunidades del mundo pagano (Hch 15, 22. 25)
8. Responsable oficial para la evangelización de los paganos (Gál 2, 7 – 9)
9. organizador y portador de la gran colecta hecha en las comunidades cristianas del mundo pagano a beneficio de los pobres de Jerusalén. (Gál 2, 10; Rom 15, 25 – 28; 2Co 8 -9)
10 La tarea más importante: “ay de mí si no anuncio el Evangelio” (1Cor 9, 16)
Vjv: ¿cómo te distraes y te diviertes? ¿Tienes algún pasatiempo? ¿Eres aficionado a algún deporte?
Pablo: no tengo mucho tiempo libre ni ocasión para divertirme. En las horas libres y en las horas de trabajo en mi taller o en le mercado sólo discuto con la gente sobre la Buena Nueva de Jesús (Hch 17, 11. 17). Cuando era pequeño me gustó mucho asistir a las carreras en el estadio de la ciudad, por eso me gusta comparar con ellas el mensaje del evangelio y sus exigencias para la vida (Gál 2,2; 5, 7; 1Cor 9, 24 – 26; Flp. 2, 16; 3, 12 – 14; 2Tim 4, 7; Heb 12, 1) La ciudad donde yo nací y me crié es grande, tenía más o menos 300.000 habitantes, tenía un estadio deportivo y organizaba juegos de atletismo cada cuatro años; yo no sé mucho de siembra y de plantas pero me agradan los juegos urbanos, por eso me gustan las comparaciones como ganar la corona (1Cor 9, 25); correr hacia la meta y ganar el premio (Flp. 3, 14); luchar sin dar golpes en el vacío (1Cor 9, 26); correr sabiendo a dónde se va (1Cor 9, 26). Pienso en la disciplina y el esfuerzo de los atletas (1cor 9, 25)

Vjv: ¿Cuál es el papel que la religión ocupa en tu vida?
Pablo: he sido siempre profundamente religioso, tanto antes como después de mi conversión a Cristo. Antes de la conversión vivía conforme a la ley y a la esperanza de mi pueblo (Hch 24, 14 – 15; 22, 3; 26, 6 – 7), identificado con el ideal de la religión de mis padres. En la práctica de la religión he sido seguidor del grupo más observante, el grupo de los fariseos (Hch 26,5). He sido un hombre con gran celo por las tradiciones paternas (Gál 1, 14), tanto fue mi enraizamiento a esas tradiciones que llegué a perseguir a los cristianos.
En la vivencia de la religión de mis padres era donde yo buscaba mi seguridad ante Dios. El testimonio de Esteban me tocó profundamente, fue entonces cuando empezó mi cambio en cuanto a mi vida pero no en cuanto a Dios. Por el contrario yo he continuado siendo fiel al mismo Dios de mis padres, pues en Jesús encontré y reconocí al mismo Dios de siempre, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob. La diferencia entre el antes y el después es que ahora yo no pongo mi seguridad en la observancia de la ley, sino en el amor gratuito de Dios por mí, manifestado y experimentado en Jesús (Gál 2, 20 – 21) En la certeza absoluta de este amor es donde está el fundamento último de la nueva seguridad que encontré junto a Dios (Rom 8, 31 – 39)
Vjv: Explícanos mejor por qué estuviste de acuerdo con la muerte de Esteban y por qué perseguiste a los cristianos.
Pablo: En la práctica experimentaba dolorosamente que a pesar de todo mi esfuerzo no era capaz de cumplir todo lo que la ley mandaba. Mi esfuerzo no era suficiente para alcanzar la justicia. Quería hacer el bien y no lo conseguía (Rom 7, 14 – 24). El testimonio de Esteban atacó de raíz mi mundo y cuestionó radicalmente la exactitud del camino que yo seguía para alcanzar la justicia y la paz con Dios. A la hora de morir apedreado Esteban dijo: “Veo los cielos abiertos y al Hijo del Hombre de pie a la derecha de Dios” (Hch 7, 56) Con este testimonio Esteban daba la prueba de estar en la presencia de Dios y ser acogido por él, tranquilo, en paz con su propia conciencia y, por lo tanto, poseyendo ya la justicia que yo buscaba y no alcanzaba. Más aún Esteban poseía la justicia no como resultado de la observancia de la ley, sino como un don gratuito de Dios por medio de Jesús, vivo, de pie y a la derecha de Dios. Este testimonio tan breve y simple fue la negación radical del ideal de justicia que yo tenía. Yo estaba convencido de que mi camino era el verdadero por eso aprobé la muerte de Esteban y empecé a perseguir a los cristianos, actuaba por ignorancia (1Tim 1, 13) Pensaba que con eso servía a Dios en defensa de la tradición de mis padres. Tal vez yo estaba huyendo de mí mismo y de Dios, hasta que Dios intervino y me hizo caer ante su presencia en la entrada de Damasco.


Vjv: ¿cuál fue la última razón que te llevó a aceptar a Jesús como Mesías?
Pablo: El encuentro que tuve en el camino de Damasco y que me dejó ciego durante tres días fue la experiencia más fuerte y constante de mi vida. Sin embargo, no fue solo esto lo que me llevó a aceptar a Jesús y a reconocerlo como Mesías. Dentro de esta experiencia, única y avasalladora, me iluminó la certeza de que Jesús es el SI de Dios a las promesas hechas al pueblo en el pasado (2Cor 1, 20)
En otras palabras, al aceptar a Jesús como Mesías, yo no estaba siendo infiel a mi pueblo ni estaba dejando de ser judío, sino que me hacía todavía más judío. En el fondo fue l voluntad de ser fiel a mi pueblo y a sus esperanzas, suscitadas por las promesas de Dios, lo que me obligaba a aceptar a Jesús como Mesías. Mi fidelidad a Cristo y mi experiencia de Cristo, por un lado, y mi fidelidad a mi pueblo y mi experiencia de pueblo, por otro, son los dos lados de la misma moneda.
Yo nunca me sentí traidor de mi pueblo, por más que me acusaran de ello. Al contrario, viviendo en Cristo me sentía más judío que antes, poseedor de la esperanza de mi pueblo. Era la fidelidad al Antiguo Testamento lo que me llevó a aceptar el Nuevo Testamento.
Pastoral Juvenil Vicentina, Provincia de Bogotá.

lunes, mayo 18

El Superior General anuncia el comienzo del Año Jubilar

Les escribo hoy para anunciarles oficialmente el comienzo del Año Jubilar en el que celebraremos, como Familia Vicenciana, el aniversario de la muerte y resurrección de nuestros Fundadores San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac. Lo hacemos bajo el lema “Caridad y Misión”. La misión es el enfoque que queremos dar a este año de celebraciones que comienza el 27 de Septiembre de 2009 y que dura hasta el 27 de Septiembre de 2010. Nuestra misión, evangelizar y servir al pobre, está motivada como siempre por el amor a Dios que se resuelve en actos de caridad en contacto directo con el pobre y por amor a él.
A la Familia Vicenciana

Roma 13 de Mayo 2009

Queridos hermanos y hermanas,

¡La gracia de Nuestro Señor Jesucristo llene nuestros corazones ahora y siempre!
Como lo hemos oído proclamado a lo largo de todo el tiempo Pascual, somos personas de Resurrección y nuestro canto es ¡Aleluya!
Les escribo hoy para anunciarles oficialmente el comienzo del Año Jubilar en el que celebraremos, como Familia Vicenciana, el aniversario de la muerte y resurrección de nuestros Fundadores San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac. Lo hacemos bajo el lema “Caridad y Misión”. La misión es el enfoque que queremos dar a este año de celebraciones que comienza el 27 de Septiembre de 2009 y que dura hasta el 27 de Septiembre de 2010. Nuestra misión, evangelizar y servir al pobre, está motivada como siempre por el amor a Dios que se resuelve en actos de caridad en contacto directo con el pobre y por amor a él.
Celebramos nuestro pasado agradeciendo a Dios los ejemplos maravillosos de amor que nos dejaron San Vicente y Santa Luisa. Al hablar de nuestra misión, durante este año jubilar, reflexionamos detenidamente en su relación con la caridad según la practicaron San Vicente, Santa Luisa y otros. Queremos tener presente la colaboración que existió entre San Vicente y Santa Luisa y otros en el ejercicio de su misión. Además de celebrar la muerte y la resurrección de San Vicente y Santa Luisa, celebramos también la muerte y resurrección de un compañero muy cercano, el primer compañero de San Vicente de Paúl: el Sr. Portail. También él murió el mismo año 1660.
Todos ellos estaban implicados en una misión de amor. Estaban unidos por el amor: un profundo amor a Dios y un profundo amor al pobre. Llevaron a cabo su misión con una pasión tan honda que aún hoy continúa sintiéndose en la Familia Vicenciana por todo el mundo de una forma muy por encima de lo que San Vicente y Santa Luisa o incluso el Sr. Portail pudieron imaginar. Por poner un ejemplo de cómo continúa esta misión, todavía queda otro aniversario por celebrar este año: el 150 aniversario de la muerte de San Justino de Jacobis, un gran misionero en lo que hoy es Eritrea y Etiopía.
El concepto de colaboración puede traducirse mejor como compañerismo. Es el sentido que queremos trasladar a todos los miembros de nuestra Familia Vicenciana al trabajar juntos en nuestra evangelización y servicio al pobre. Parece que compañerismo es precisamente lo que San Vicente y Santa Luisa y los otros pusieron en práctica en el cumplimiento de su misión. Este compañerismo va más allá de una simple relación de trabajo; es una relación de vida que incluye una misión común en el servicio al pobre.

Recientemente, en una reunión de la Familia Vicenciana en Alemania, su reunión anual MEGVIS, tuvimos una presentación interesante analizando la realidad de Alemania. Nos hicimos esta pregunta: como Familia Vicenciana ¿qué estamos haciendo para enfrentarnos a la realidad? Creo que esta pregunta es la que debemos hacernos al ejercer nuestra misión. Queremos que nuestra misión hoy sea más y más creativa para responder a las necesidades de los pobres allí donde se encuentren; y queremos hacerlo con compañerismo, unos con otros.

Como diría San Pablo, estamos llamados a “hacernos todo a todos” porque nos encontramos en muchos lugares del mundo con gente alejada del concepto tradicional de Iglesia, gente inconsciente de que Dios está presente en sus vidas en y a través de los sacramentos. De alguna forma, por medio de nuestra misión, tenemos que acercarnos a ellos. Como dijo Jesús, Él vino a sanar no a los sanos sino a los pecadores, a los alejados. Él se acercó a la oveja perdida que se había extraviado de las otras noventa y nueve. A esos, como miembros de la Familia Vicenciana, estamos llamados a buscar, a ir hacia ellos, acercándonos sin esperar a que ellos vengan a nosotros, sino moviéndonos nosotros primero para ir hacia ellos. Es el concepto de misión hoy motivado por la verdadera caridad.
Para honrar a San Vicente en el año de su 350 aniversario, creo que es importante que aprendamos más sobre sus compañeros Luisa, Portail y otros que han compartido su herencia. Esto es precisamente lo que se pretende con el año jubilar: ahondar nuestro conocimiento principalmente de Santa Luisa como compañera de San Vicente en la caridad y en la misión hacia los pobres.

Me gustaría compartir con Uds. unas cuantas actividades que hemos programado a nivel internacional. Distintos comités las han organizado para ayudarnos a celebrar mejor el año jubilar y para presentar y testimoniar nuestra herencia en el mundo de hoy. La Comité de Herencia enviará un tema todos los meses a la Familia Vicenciana de todo el mundo para reflexionar y profundizar nuestra espiritualidad. El Comité de Proyectos ha decidido respaldar el que han aprobado los encargados de la Familia Vicenciana. Se trata de un proyecto piloto en Haití, el país más pobre del hemisferio occidental. El proyecto se basa en la microfinanciación; los miembros de la Familia Vicenciana participarán en él de de una forma concreta. Con este proyecto conectaremos con la realidad de los pobres de Haití, conoceremos su realidad y contaremos con la colaboración de los mismos pobres. Tendremos la oportunidad de ayudarles de una manera concreta, no solo con ayuda financiera sino también con nuestras palabras de respaldo y solidaridad. (Véase información adicional #2)

El Comité de Celebración ha preparado dos celebraciones. Una será en la Catedral Notre Dame de París la víspera del aniversario de la muerte de Santa Luisa. El Cardenal Andrè Ving-trois, arzobispo de París, en una carta del 24 de abril ha escrito: “Bienvenida, Familia Vicenciana. Con gozo les recibo en la catedral de Notre Dame para la misa del día 14 de Marzo de 2010 a las 6:30 p.m. en honor de Santa Luisa de Marillac.” Al día siguiente, fiesta de Santa Luisa, celebraremos la Eucaristía en Rue du Bac. El 25 de septiembre celebraremos la fiesta de San Vicente en la Basílica de San Pedro de Roma. (Para más información sobre ambas celebraciones ver la nota addicional #3). El Comité del Secretariado ha preparado una publicación sobre la vida de San Vicente y Santa Luisa con ejemplos de cómo se vive el carisma hoy.
Estas distintas actividades de las Comisiones están dirigidas por el Comité Ejecutivo que responde directamente ante los responsables máximos de las ramas de la Familia Vicenciana. Del aspecto financiero se encarga el Comité de Finanzas. (Los detalles de estas actividades se pueden encontrar en Famvin.org del día 3 de abril que es un resumen de la última reunión de los encargados de la Familia Vicenciana celebrada en Madrid en Enero.)
Intentamos estimular la creatividad de los miembros de la Familia Vcenciana en todo el mundo. Estas actividades nos ayudarán a pensar globalmente y a responder con proyectos locales. Por ejemplo, hemos animado a las Provincias de Italia, Eritrea y Etiopía a celebrar a nivel local el 150 aniversario de la muerte del gran misionero San Justino de Jacobis. Acciones parecidas pueden llevarse a cabo a través de la Familia Vicenciana internacional. Nos gustaría conocer estas actividades. Para ello, hemos creado una ventana “web” donde se puede publicar las actividades que se llevan a cabo a nivel local ayudándonos a todos a celebrar, meditar y profundizar nuestro camino con San Vicente y Santa Luisa durante este Jubileo.

El lema durante estos dos últimos años ha sido el cambio systémico y lo seguirá siendo durante el 350 aniversario. De alguna forma, este lema ha gozado de mucha atención y también de cierta reacción por parte de algunos debido a sus ramificaciones políticas totalmente ajenas a nuestra intención. Nos interesa esta expresión sociológica actual como medio de llegar a los agentes del cambio en conformidad con el regalo que Dios nos ha concedido y que caracteriza lo que verdaderamente somos: agentes de caridad. Esperamos promover la caridad que no es un donativo a los pobres sino una mano para ayudarles a ponerse en pie. Unidos a los pobres y desde su realidad, podemos trabajar y evangelizar de forma que el mundo se convierta en un lugar un poco más agradable para ellos.
Les animamos a todos Uds. a continuar profundizando su comprensión de este concepto sencillo que, a veces, complicamos nosotros; un concepto que va siendo más estudiado en distintas reuniones por todo el mundo. Hasta ahora hemos tenido una reunión de estudio para los dirigentes Vicencianos en Mexico; seguirán otras en Junio en Brasil, en Julio en Camerún para los países de África-Madagascar y en Bangkok (Tailandia) para los de Asia-Occeanía. Los años siguientes vendrán unas reuniones de estudio en Europa y en Estados Unidos de América. Se trata de reuniones que ayuden a los dirigentes Vicencianos a entender la metodología del cambio systémico para ponerla en práctica junto con los pobres a los que se intenta ayudar en todo el mundo.
Termino con una nueva oración para el año jubilar, un año de caridad y de misión. Espero que el mismo espíritu que llenó el corazón de San Vicente y Santa Luisa llene también los nuestros mientras continuamos dando testimonio y sirviendo a nuestros amos y señores, los Pobres.

350 Aniversario: Comisión Herencia Vicentina


La comisión de Herencia ha elegido contactar con todos los miembros de la Familia Vicenciana en lugar de promover un simposio internacional. Enviará por “Internet” doce reflexiones cortas (una para cada mes del año Jubilar) acompañadas de sugerencias para su uso. Este proceso descansará básicamente en la iniciativa o creatividad local.
Nuestro objetivo. Esperamos llegar hasta el último miembro de la Familia Vicenciana en todo el mundo. Es una visión pensando en las bases. Esperamos que, una vez al mes, los miembros de la Familia Vicenciana se organicen durante este año jubilar para profundizar el carisma que compartimos, para conocernos todos mejor, y para establecer lazos de amistad y de colaboración. Nuestra ilusión sería que aquellos a los que estamos llamados a servir y los colaboradores con los que trabajamos hombro con hombro, se conviertan en parte integral de nuestras celebraciones. Al hacerlo a nivel local, esperamos que, a través de miles de pequeñas o grandes expresiones y acciones, el mundo llegue a conocer que San Vicente y Santa Luisa nos han enseñado a amar a nuestro prójimo.
Los medios. Las doce reflexiones señalarán el tema para cada mes del año jubilar. Intentamos profundizar el aprecio y el amor por nuestra vocación y celebrar el carisma unidos al pueblo al que servimos y junto con los que nos ayudan a servirle. Suponemos que esto se conseguirá mediante la participación de todos los que nos reunimos en la celebración ya que el carisma se hace efectivo no en el papel sino en la vida de los miembros de la Familia Vicenciana. Las reflexiones intentan que compartamos el conocimiento, las experiencias, las esperanzas y la acción.
Nuestra acción se realiza no solo en favor de los pobres sino con ellos, de forma que ellos y nosotros podamos sentirnos miembros de una misma familia, una familia unida por el amor de Dios. Podemos compartir con ellos la misma mesa, aceptarlos, acogerlos a vivir la experiencia de San Vicente y Santa Luisa entre nosotros; o si estamos en la enseñanza, invitando a los profesores, al equipo dirigente y a los alumnos a unirse con nosotros en la reflexión y en la acción. Lo mismo sucede si somos nosotros los formadores.
Estos son los doce temas:
1. Razón para celebrar a San Vicente y a Santa Luisa hoy: Redescubrir su dinamismo y llenarnos de su espíritu.
2. Función de la Interioridad y de la Devoción en la Familia Vicenciana.
3. El espíritu de San Vicente.
4. El espíritu de Santa Luisa.
5. ¿Quién es Jesús para San Vicente?
6. ¿Quién es Jesús para Santa Luisa?
7. El servicio al pobre.
8. La evangelización del pobre.
9. Distintas formas de pobreza.
10. Celebrando este Aniversario con el Pobre.
11. Cómo se vive el carisma de San Vicente y de Santa Luisa en las distintas ramas de la Familia Vicenciana.
12. Colaboración de San Vicente y Santa Luisa para el servicio del Pobre.

El proceso supone la producción y distribución de los doce temas de reflexión en las lenguas oficiales de Famvin. Pedimos a la Familia Vicenciana en su área lingüística que traduzca las reflexiones en su ámbito si así lo desea. Cada país o grupo lingüístico puede publicarlas con sencillez o de forma más profesional según se lo sugiera su tiempo o su talento.


martes, mayo 12

350 Aniversario de la muerte de Nuestros Santos Fundadores


Reciban un saludo fraterno y cariñoso en este mes de mayo, en donde recordamos especialísimamente a todas nuestras Madres y le pedimos a Dios las colme de bendiciones abundantes por tanto amor que nos brindan.

Como es sabido por todos y todas ustedes, el 27 de septiembre de este año daremos inicio a un año de gran importancia para quienes integramos la Familia Vicentina, pues nos encontramos a puertas de conmemorar 350 años del fallecimiento de San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac; por este motivo queremos invitarlos a unirse esta gran fiesta por medio de las diferentes actividades que tenemos previstas así:

En este mes de mayo, queremos abrir oficialmente la convocatoria para construir el logo y slogan oficial de la Pastoral Juvenil y de infancia, para esta celebración. En ella pueden participar todas y todos los integrantes de la Pastoral Juvenil (Padres, Hermanas, Seminaristas, Asesores Laicos, animadores, niños y jóvenes miembros de los grupos, estudiantes de colegios…)
La idea es, que quienes participen creen una imagen representativa del carisma con un diseño propio de y para la juventud y niñez vicentina para esta celebración; y la hagan llegar en el menor tiempo posible a la oficina provincial de Pastoral Juvenil (Calle 22C No. 26 – 35, Casa Provincial de las Hijas de la Caridad) con el significado de los componentes de esa imagen, es oportuno tener presente los colores, tamaños, sentido, pues es la construcción de un logo que nos identifique a todos los niños y jóvenes que hacemos parte de la familia vicentina. Este diseño debe incluir un slogan, es decir, una frase que lo explique o lo haga posible de entonar como una frase representativa de nuestro ser juvenil católico y vicentino.
A nivel provincial conformaremos un jurado, encargado de evaluar las distintas propuestas y escoger el logo y el slogan que nos acompañará a lo largo de todo el año.

Las Juventudes Marianas Vicentinas, en nuestra provincia celebraran el fin de semana del 12 al 15 de junio su Asamblea Estatutaria en donde tendrán la oportunidad de estudiar, ajustar y aprobar sus estatutos provinciales. Se ha invitado desde ya a las y los asesores y animadores locales, así como a un delegado o delegada por comunidad juvenil. Unámonos todos en oración por el éxito de esta gran actividad que nos fortalece como jóvenes vicentinos para edificar un testimonio de entrega y servicio a nuestros hermanos más pobres.

El Voluntariado Juvenil Vicentino, por su parte ha iniciado también un caminar de trabajo en donde busca preparar a todos sus integrantes para la conmemoración de los 350 años y para su aniversario de fundación número 40. Por lo mismo se emprenderán estrategias puntuales de acompañamiento a nivel local en este año 2009, para encontrarnos a nivel regional en el 2010 y como provincia en el 2011 para la fiesta mayor.

Los Movimientos Infantiles Vicentinos (Navyl, estrellitas, rayitos) también tendrán parte activa de este momento celebrativo, para ellos se diseñarán materiales formativos (uno mensual) que permitan e impulsen el acompañamiento procesual.
En el año 2009, los insumos buscarán ayudar a los niños y niñas a sentirse Belleza, ternura y esperanza del carisma, en el año 2010, se enfatizará en el conocimiento e identidad tanto del carisma, como de cada movimiento de infancia, a partir de la celebración mayor; finalmente el año2010 se vivirá la proyección de la celebración en donde invitaremos a los niños y las niñas a ser los pequeños grandes misioneros del Reino.

Es así como desde la Pastoral Juvenil en la Provincia de Bogotá, viviremos este gran acontecimiento en articulación con la Familia Vicentina; por lo mismo quedamos atentas a todas las sugerencias que desde cada comunidad juvenil, Prejuvenil e infantil puedan hacer para retroalimentar y enriquecer este proceso. Adjunto a esta comunicación encontrarán un primer esquema que resume los contenidos de esta comunicación.

Reciban nuestro abrazo sincero y cariñoso unido a la más sincera oración por cada uno y cada una de ustedes.

Fraternalmente

SOR DIANA MARCELA CARVAJAL PINTO.
Asesora Provincial de Pastoral Juvenil

Jóvenes en la Iglesia de Hoy

La iglesia de hoy cuenta con la enorme bendición de tener grupos juveniles dentro de ella. Esto de una u otra manera impacta, porque lo primero que podemos ver aquí es que hubo una decisión propia de integrarse al cuerpo de Cristo. Muchos de los jóvenes están fuera de ellas, viviendo una vida basada en el relativismo con valores morales que para ellos están sepultados hace mucho tiempo.

Hoy la presión cultural que atrapa a los jóvenes es muy fuerte. Por un lado tenemos las tendencias ideológicas que realzan la comodidad de la vida y el éxito en los planes, cuando en realidad Dios no nos ha llamado para ser exitosos, sino para ser fieles. Por otro lado también tenemos las ideas filosóficas que nos dicen disfruta tanto como puedas de la gran vida que te queda por delante, cuando Dios nos dice que no debemos afanarnos por el mañana, a cada día le basta su propio mal. Estas cosas por más que queramos evitarlas, están en los colegios y en las universidades. Los jóvenes de hoy tienen necesidades físicas (deportivas), emocionales (experiencias explosivas), intelectuales (pensamiento crítico), sociales (relaciones con los demás) y espirituales (identidad). Lo cual nos lleva a preguntarnos ¿Qué es lo que ellos verdaderamente necesitan? Los jóvenes son un campo activo de trabajo que vale la pena invertir tiempo de vida en ellos.

Ejemplos de Juventud en la Biblia

Podemos encontrar ejemplos bíblicos en las Sagradas Escrituras, pero vamos a ver 3 de ellos:

  • El joven rico (Mateo 19:16-30: “El joven le dijo: todo esto lo guardo desde mi juventudGuiño
  • El Rey David (1 Samuel 16:11: “queda aun el menor, que apacienta las ovejasGuiño
  • El joven Timoteo (1 Timoteo 4:12: “que nadie te menosprecie por ser joven…”Guiño

Lo que los pasajes nos relatan acerca de ellos

Acerca del joven rico, encontramos a un joven que decía que había guardado los mandamientos que Jesús señala. Esto nos da la idea de que era un joven instruido en las Escrituras y que no sólo las sabía sino que las practicaba. Pero había algo que estaba incorrecto. El tenía en primer lugar a sus posesiones y las riquezas. No amaba a Dios por sobre todas las cosas como dice el mandamiento. Y esto nos hace pensar que a pesar que era un joven que creía cumplir la Escritura, no lo hacía.

Retrocediendo un poco en las Escrituras, El Rey David, el cual muchos conocen, era el menor de todos. Después de presentarse los hermanos mayores delante de Samuel, Dios eligió al menor de todos. Al que estaba con las ovejas. Al que estaba haciendo una tarea que requiere mucho esfuerzo: cuidar de las ovejas.

Por último, Timoteo, que fue convertido a través del ministerio de Pablo y era considerado como su hijo, es enviado como encargado a la Iglesia de Efeso. Como joven no debe haber sido una tarea muy fácil. En la época, muchos se creían sabios por su edad y no iban a considerar que un joven los discipulara y menos que les dijera que estaban haciendo cosas incorrectas.

Prejuicios más comunes sobre los jóvenes

Podemos en estas historias encontrar ideas erróneas que las personas tienen respecto a los jóvenes:

- No son lo suficientemente maduros para ser usados por Dios.

- Son demasiado auto suficientes

- Nunca están dispuestos a escuchar un consejo

- Ese joven se viste mal, entonces no puede participar

- Ese joven tiene malas conductas, no puede estar dentro de la Iglesia así.

- Está pasando una etapa difícil. Debe luchar solo.

- No creer en que Dios puede desarrollar planes con ellos.

Estas ideas se contraponen con la mirada de Dios hacia los jóvenes de una manera egoísta.

Algunos factores que dan lugar a estos prejuicios son: el orgullo, la envidia, las tradiciones y el egoísmo.

No queremos reconocer que Dios puede usarlos según Su voluntad.

Sólo nosotros queremos tener la capacidad suficiente para hacerlo todo.

No permitimos dejar crecer a aquellos que podrían ser el “futuro” cuando en realidad les quitamos el “presente” grandioso y floreciente de sus vidas.

Algo importante que piensa Dios acerca de los jóvenes

Génesis 8:21 à Dios se da cuenta que el hombre seguirá cometiendo errores, porque debido al pecado que cometió, quedo apartado y Dios muestra una actitud de aceptación. Si Dios muestra un valor de aceptación al hombre, incluso con sus errores, entonces nosotros también debemos dar nuestra aceptación y oportunidades a las vidas más jóvenes de la Iglesia aunque se equivoquen.

Salmos 25:7 à Dios sabe que los jóvenes no son fáciles de tratar. Nosotros debemos entender que sus mentes están evolucionando y en pleno desarrollo. Es por eso que muchas veces nos encontramos con jóvenes rebeldes y que caen una y otra vez en el mismo error. Son inestables.

Salmos 71:5 à Dios muestra que el los ama. Que los jóvenes pueden contar con Él. Que la puerta a la ayuda, al grito de auxilio, está abierta.

Salmos 71:17 à Dios se encarga de enseñarle al joven. Hoy nosotros debemos dejar que Dios nos use para pastorear a estas ovejas que muchas veces andan sin rumbo. Aquel que sabe enseñar, que les enseñe. Aquel que sabe aconsejar, que les aconseje.

Eclesiastés 11:9 à Dios quiere jóvenes agradecidos y felices de lo que El hace en sus vidas. Quiere jóvenes temerosos y rectos. Que no se olviden de Él (Eclesiastés 12invasor Marcos 14:50-52 à Los jóvenes son curiosos. Tienen ansias de saber.

Muchos pasajes relatan las fuerzas, las ganas de hacer cosas, Zacarías fue un profeta muy ocupado desde joven, labrador de la tierra. David fue un pastor de ovejas desde muchacho. Entonces, ¿que deberíamos hacer nosotros con nuestros jóvenes? ¿Cómo debemos alcanzarlos? ¿Cuál es nuestro papel? ¿Cuál es nuestra principal misión?

Nuestra verdadera Misión con los Jóvenes

No por nada Jesús nos dejó una misión muy importante que no tiene que ver con una elección, más bien como una responsabilidad.

El enfoque central es hacer discípulos. Quizás los discípulos de Jesús no comprendieron muy bien este mensaje al principio, tuvo que existir una persecución para que el evangelio se extendiera.

Hoy no debemos esperar a que Dios nos remezca. No hay que preguntarle a Dios si es su voluntad que trabajemos con jóvenes. Simplemente hoy es el día para empezar, si es que aún no lo has hecho.

Es muy importante que la misión sea discipularlos y que quien los discipule se prepare porque continuamente ellos deben, como dice la Biblia, limpiar su camino guardando su Palabra.

Considerando a la manera de Dios a los jóvenes de nuestra Iglesia

Hoy los jóvenes nos necesitan. Eso esta más que claro. Necesitan que les aceptemos y les amemos, los escuchemos y les demos respuestas consecuentes con nuestra conducta íntegra y honesta. Necesitan ver que encarnemos el evangelio de amor y servicio de Jesucristo.

Nuestra mirada debe cambiar.

Juan 3:17 à Jesús Vino para Salvar.

Estamos viendo realmente a las personas

Lucas 7:44 à Como vemos a las personas ¿Pecadores o Seres humanos?

Los jóvenes si pueden

1 Corintios 7:7 à Los jóvenes deben ser miembros y no solo asistentes de nuestro cuerpo.

Uno a uno

Lucas 9:37-39à Jesús es el ejemplo de apartar tiempo especial para los necesitados

Más que un problema

La necesidad siempre está presente en los jóvenes.

Sus necesidades:

  • Sensibilidad de un discipulado juvenil.
  • Necesitan un maestro a su lado. Jesús quiso a sus discípulos cerca de El.
  • Necesitan un maestro que conozca sus vidas.
  • Necesitan un maestro que los enseñe
  • Necesitan un maestro que los guíe
  • Necesitan un maestro que los acompañe
  • Un portador de valores
  • Alguien que los haga sentir integrados
  • Que tenga relaciones sanas y restaure sus dolores

Por Miguel Andres Becerra Cifuentes

Popular Posts