miércoles, junio 10

JOVENES MISIONEROS

1.- NUESTRA MISION SE FUNDAMENTA EN LA MISION DE JESUS

Jesucristo es el Unico salvador de la humanidad. El da a conocer a Dios, comunica la verdad que hace libres, guía a la verdad completa, El es el único mediador entre Dios y los hombres, porque es el Hijo de Dios que se encarnó y se hizo hombre y por su cruz y resurrección, alcanzó la salvación para todos los hombres.
El es el centro y fin de toda la historia. Ofrece la Vida Nueva, la vida de Dios y su Reino, por la acción del Espíritu Santo. El Espíritu Santo es el protagonista de la misión pues El es quien envía, quien guía a la misión y quien hace misionera a la Iglesia operando en todo tiempo y lugar. El da impulso a la actividad misionera infundiendo "valentía apostólica" en cada uno de sus seguidores (Cf. R.Mi. Cap. III).

2. PARTICIPAMOS EN LA MISIÓN DE LA IGLESIA

Jesucristo envió a sus Apóstoles a sodas las personas y pueblos, a todos los lugares de la tierra, Por medio de los apóstoles, la Iglesia recibió una misión universal, que no conoce confines y concierne a la salvación en toda su integridad, de conformidad con la plenitud de vida que Cristo vino a traer (Cfr Jn 1 0, 1 0; R.M. 31).
Las tres tareas que la Iglesia cumple al servicio del Reino son la referencia para la vida y misión de la Juventud Misionera:
1.-. El anuncio que lama a la conversión. Este es primero y fundamental servicio a la venida del Reino en las personas y en la sociedad humana.
2.- La fundación de comunidades e institución de Iglesias Particulares, llevándolas a la madurez de la fe y de la caridad. mediante la apertura a los demás, con el servicio a la persona y a la sociedad.
3.- La encamación y difusión en el mundo de los "valores evangélicos" que son expresión de este Reino y ayudan a los hombres a acoger el designio de Dios.
Esta misión de la Iglesia es única al tener el mismo origen y finalidad; pero en el interior de la Iglesia hay tres tareas y actividades diversas, conforme a las circunstancias en que la misión se desarrolla:

La Iglesia es la primera beneficiada de la salvación obtenida por Jesucristo. El vive en ella, fomenta su crecimienlo y por medio de ella cumple su misión.
Ella es signo e instrumenlo universal de salvación. Ha sido enviada como luz del mundo y sal de la tierra (Cfr RM.9).
1) La "misión ad gentes" que es llevar el Evangelio a cuantos no conocen todavía a Cristo Redentor del hombre: pueblos, grupos humanos, contextos socioculturales donde Cristo y su Evangelio no son conocidos, o donde faltan comunidades cristianas suficientemente maduras como para poder encarnar la fe en el propio ambiente y anunciada a otros grupos (R.M. 33b).
2) La actividad o "atención pastoral" de la Iglesia. Es llevar el Evangelio, hacer madurar las comunidades eclesiales y fomentar los valores evangó1icos entre los buenos católicos.
3) "Nueva Evangelización": Que es la misión hacia los católicos alejados: una situación intermedia, especialmente en los países de antigua cristiandad, pero a veces también en las Iglesias jóvenes, donde grupos enteros de bautizados han perdido el sentido vivo de la fe o incluso no se reconocen ya como miembros de la Iglesia, llevando una existencia alejada de Cristo y de su Evangelio (R. M. 3M).

3. LA MISION DE LOS JOVENES

Los jóvenes dentro de la Iglesia han recibido el mandalo de evangelizar (Cfr Mt 28, 28-20). Las palabras de Jesús expresadas a sus discípulos "vayan y evangelicen por todo el mundo" se dirigen hoya los jóvenes. Eslo implica que tienen una misión universal de llegar a todos los sectores de la humanidad, a todas las regiones de la tierra y a todas las gentes; a todas las culturas especialmente a las más necesitadas y entre ellas los jóvenes.
"La salvación que siempre es don del Espíritu, exige la colaboración del hombre para salvarse, tanlo a sí mismo, como a los demás" (Cfi. RM,9). La vida nueva es la "Buena Nueva" para el hombre de todo tiempo: a ella han sido llamados y destinados todos los hombres. De hecho, todos la buscan aunque de manera confusa; tienen el derecho a conocer el valor de este don y la posibilidad de alcanzarlo. La Iglesia y en ella, todo cristiano, no puede esconder ni conservar para si esta novedad y riqueza recibidas de la divina bondad para ser comunicada a todos los hombres. He ahí por qué la misión, además de provenir del mandalo formal del Señor, se deriva de la exigencia profunda de la vida de Dios en nosotros". (RMi. 1 1).
"La misión de los adolescentes y los jóvenes en América Latina es ser los hombres y mujeres del futuro, responsables y activos en las estructuras sociales, culturales y eclesiales para que, incorporados por el Espíritu de Cristo y por su ingenio en conseguir soluciones originales, contribuyan a lograr un desarrollo cada vez más humano y más cristiano" (Cfr S. D. 111).
El servicio de la Juventud Misionera se ubica dentro de la opción preferencial por los jóvenes, que ha reafirmado la Iglesia (Cfr S.D.114-120).

4. LA JUVENTUD MISIONERA

En este contexto la Juventud Misionera se propone responder comunitariamente a la misión.
"La acción evangelizadora de la comunidad cristiana, primero en su propio territorio y luego en otras partes, como participación en la misión universal, es el signo más claro de madurez en la fe. Es necesaria una radical conversión de la mentalidad para hacerse misioneros, y eslo vale tanlo para las personas, como para las comunidades, El Señor llama siempre a salir de uno mismo, a compartir con los demás los bienes que tenemos, empezando por el más hermoso que es la fe. Sólo haciéndose misionera la comunidad cristiana podrá superar las divisiones y tensiones internas y recobrar su unidad y su vigor de fe". (RMi.49).
De esta forma, la Juventud Misionera se propone vivir la comunión y misión que Dios le encomienda en la Iglesia.

5. VOCACIONES MISIONERAS

Por otra parte, la Juventud Misionera promueve el cultivo misionero de las diversas vocaciones en la Iglesia: laicales, consagradas, sacerdotales. Así, ayuda al crecimienlo integral de sus miembros y a la respuesta fiel de cada uno a Dios, según sus circunstancias personales. (Cfr R.M.84).

Popular Posts